De cómo Pisorrojo y el Taller Permanente se unieron…

La agrupación de Pisorrojo tal como hoy la conocemos no siempre estuvo conformada así. Después de que el grupo pasó a la dirección de Adolfo Ostos en 1995, muchos de sus integrantes sintieron culminada su formación dentro del Taller o sencillamente atendieron el llamado de importantes compañías en otros lugares del país, e incluso del exterior.

Por nombrar a algunos de sus pasados integrantes que hoy en día representan al país en el exterior como coreógrafos, bailarines y maestros se encuentran: Moravia Naranjo, Ailed Izurieta, Eliana Quintero, Pedro Marroquín y Renè Ydrogo. El último, luego de pasar por Pisorrojo como bailarín en 2003, se separó del grupo y buscó fundar un nuevo taller dentro de la UCV, que llegaría a ser el Taller Permanente de Danza Contemporánea-UCV.

El TPDC formó a jóvenes bailarines que no solo eran parte de la comunidad ucevista, sino que albergó a estudiantes de otras casas de estudio, abriendo amplias posibilidades para ellos. A finales de 2006 Renè Ydrogo y Elio Martínez, quien en ese momento era el asistente de dirección artística de Pisorrojo, se reunieron para solventar un grave problema: Pisorrojo pasaba por momentos difíciles, pues su director Adolfo Ostos se encontraba gravemente enfermo y no podría asistir màs a Pisorrojo. Además, el grupo había perdido alumnos, sus presentaciones estaban paralizadas, y contaban con a penas 3 integrantes permanentes para bailar.

Tras la reunión, se llegó a un acuerdo en el que el TPDC y Pisorrojo se unirían, albergando a sus estudiantes e incorporando nuevo repertorio y maestros al nuevo Taller Permanente de Danza Contemporánea Pisorrojo. Durante el 2007 René Ydrogo estaría a cargo de la Coordinación del taller, junto con Elio Martínez en la Asistencia de dirección, y Ostos en la Dirección General.

Esta unión impulsaría de nuevo al grupo hacia una ardua tarea de creación y formación, en la que se pudo recibir entrenamientos de ballet clásico, Técnica Gramham y Técnica Cuhningham, a parte de insertar piezas de creación colectiva y elaborar proyectos y festivales de Danza no solo en Caracas, sino en otras regiones del país, como Mérida y Maracaibo. A finales de 2007 Renè Ydrogo se retira del equipo de Pisorrojo, y entra en su lugar el joven bailarín Carlos Penso, quien saldría como alumno de la coreógrafa Inés Rojas y antes formaba parte del Grupo Caracas Roja Laboratorio, fundado por la mencionada bailarina. Ante esto, Elio Martínez pasa a llevar el cargo de Dirección General del grupo después del sensible fallecimiento de Fito (como era cariñosamente conocido Ostos) en marzo de 2008.

En la actualidad, Pisorrojo cuenta con una base muy amplia lograda gracias a quienes un día pasaron por sus tablas cuando a penas incursionaban en el mundo de la danza, y quienes ahora, a pesar de haberse retirado a bailar con otras compañías, siempre vuelven al piso que les brindó aquel salto de júbilo, para colaborar con la formación de las generaciones de relevo que tendrán en sus manos (y en su cuerpo) la responsabilidad y la fortuna de abrir nuevos horizontes en la danza contemporánea venezolana.

0 comentarios:

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal